Compartir
      
  Artículos Relacionados
  Información relacionada

Introducción a los Trabajos de Laboratorio

Fecha: 06/09/2011     Actualizado: 09/01/2014     Elaborado por: José Cols


Introducción.

Este artículo está referido al conocimiento del Laboratorio, las normas que en este sitio deben cumplirse, todo lo referido a cómo debemos trabajar dentro de él y las precauciones que debemos tomar en caso de una emergencia. Al entrar al Laboratorio es importante considerar las normas de disciplina y advertencias para evitar accidentes al realizar la práctica.

Esta normas nos permiten trabajar de forma más adecuada dentro de nuestro estudio-práctico por lo tanto debemos tener bien claro cuáles son. Por eso en caso de presentarse algún accidente no deseado en el Laboratorio debemos tener conocimientos de los Auxilios Médicos de Emergencia para saber cómo reaccionar ante ellos.

Ambiente físico del laboratorio y equipos de trabajo.

Dentro del Laboratorio podemos encontrar los mesones, que son los lugares principales de trabajo, las tomas de agua, de gas y de electricidad. Así como también los desagües y sitios de deposito de desechos, sólidos en las papeleras y líquidos en los lavamanos. También podemos encontrar los estantes donde se guardan las sustancias químicas y los instrumentos de trabajo.

Instrucciones generales para el trabajo en el laboratorio.

  • Siempre debes tener presente en el laboratorio es un lugar de trabajo serio, por lo tanto, tienes que adoptar un actitud responsable y de dedicación a la labor por realizar.
  • Debes ser puntual en tu llegada al laboratorio. El retardo es causa de interrupciones en el trabajo que se está realizando.
  • Prepara con anticipación y de manera cuidadosa, la etapa correspondiente al pre-laboratorio, ya que de ella depende mucho tu eficiencia en el trabajo de laboratorio. El profesor realizará antes de iniciar la práctica correspondiente, una prueba corta con el fin de constatar tu preparación para la realización de los experimentos.
  • No fumar, beber y/o comer en el laboratorio.
  • Constata usando la guía del laboratorio, el material (útiles y sustancias) requerido para la realización de los experimentos y avisa al profesor cualquier falla o deficiencia que detectes.
  • Nunca pruebes las sustancias químicas o las soluciones, a menos que se te indique lo contrario.
  • Para el probar sabor de los líquidos, toma una gota con el agitador y llévala a la punta de la lengua. Después de esto, lávate la boca con agua suficiente.
  • Para examinar el olor de una sustancia, no coloques la cara directamente sobre la boca del recipiente. Dirige un poco de vapor de la sustancia (sale por la boca del recipiente) hacia tu nariz, agitando con la mano sobre la boca del recipiente.
  • Cuando tengas que calentar una sustancia contenido en un tubo, no es conveniente dirigir el tubo hacia otras personas, porque la ebullición repentina puede arrojar violentamente el contenido y causarles daños de cierta consideración.
  • Al trabajar con material de vidrio debes tener presente lo siguiente:
  • Material de vidrio que ha sido previamente calentado, debes darle tiempo suficiente para que se enfríe. Recuerda que el vidrio frió y el vidrio caliente son iguales.
  • Si tienes que usar un material de vidrio que presente bordes defectuosos o fracturas, ya que son fuentes de cortaduras.
  • No fuerces los tubos para sacarlos de su tapón, ya que se pueden romper y producir cortaduras.
  • Si vas a introducir un tubo de vidrio en un tapón, humedécelo con agua o aceite e introduce el vidrio sosteniéndolo con un trozo de tela.
  • Revisa las etiquetas de los frascos antes de utilizar el contenido. En ellos podrás ver signos convencionales que indiquen su peligrosidad.
  • No calientes nunca instrumentos de vidrio, tales como cilindros, pipetas, o algún otro material que no haya sido fabricado para este fin.
  • Nunca efectúes un ensayo en un cilindro graduado.
  • Utiliza la campana para realizar experimentos en los cuales, se producen gases tóxicos: ácidos fuertes, sulfuro de hidrógeno, cloro, solventes orgánicos, etc.
  • Los líquidos inflamables deben mantenerse y manejarse retirados del mechero, para evitar incendios.
  • Ten mucho cuidado para succionar líquidos corrosivos. Para ello debes utilizar la pera para realizar la succión (si hay en el laboratorio).
  • Toma precauciones cuando se disuelvan sustancias o cuando se produzcan reacciones que libera calor. Para ello, utiliza recipientes resistentes al calor y efectúa la operación en el lavadero.
  • Si necesitas preparar una solución acuosa de un ácido, debes agregar suavemente y por las paredes del recipiente, el ácido concentrado al agua. Nunca debes hacer lo contrario.
  • Evitar derramar sustancias. Si se derraman ácidos o bases sobre el mesón de trabajo, lava de inmediato con agua de chorro. Debes luego secar bien.
  • No viertas desperdicios sólidos en el fregadero o en el canal del mesón de trabajo, ya que se obstruyen (tapan) las cañerías.
  • Efectúa sólo los experimentos señalados en la guía de laboratorio para el día de trabajo práctico correspondiente.

Primeros Auxilios.

  • Si ocurre algún accidente (por ejemplo, ingerir sustancias dañinas) avisa inmediatamente al profesor.
  • Si salpicas tus ojos o los de otra persona con un ácido o base, lávalos inmediatamente con agua. A continuación enjuágalos con una solución diluida de bicarbonato de sodio (en el caso de un ácido) o de ácido bórico (en el caso de una base). Finalmente vuelve a lavar con agua abundante.
  • Si salpicas la piel con un ácido o base, lava la región afectada con agua abundante. Aplica sobre ella una pasta de bicarbonato de sodio (en el caso de un ácido) y déjala durante dos minutos antes de lavarla. Si la salpicadura fue con una base enjuaga con solución de ácido bórico y luego lávate con agua.
  • En caso de cortaduras y quemaduras sigue los procedimientos indicados para los primeros auxilios señalados en el botiquín del laboratorio.


Comentarios proporcionados por Disqus